Anuncios

Mi noche de San Juan

Anoche fue mi noche de San Juan, esa en la que se deja atrás el mal rollo y lo que lo crea, y se hace solo buenos propósitos… Lo cierto es que era 9 de agosto y no 24 de junio, y aunque al principio la noche no prometía, se convirtió en algo mágico, diferente, casi real.

Desde que pasó todo lo malo, el cáncer de mi golden, el perro más maravilloso jamás visto, el cáncer de Papá que, por ser él estupendo y maravilloso ya tiene superado; y otras cositas que pasaron hace 30 meses y que me han obligado a tener una visión distorsionada de la realidad, desde que pasó todo lo malo no había conseguido tener esta sensación de paz.

Como decía, al principio la noche no prometía, y pensé que sería una cena más, la enésima barbacoa. Superados los minutos del comienzo y conseguidas unas buenas brasas con muy pocos medios y mucho esfuerzo, todo tenía otro color. Siempre que estoy cocinando, da igual el plato y el nivel, me siento bien, abstraído, relajado, distante… Hace un par de días un arroz perfecto y anoche una parrillada de pescado y verduras más estética que sabrosa. La noche fue transcurriendo entre gambinas y culines, de sidra claro. Al terminar, la parrilla incitaba a quemar los vestigios de la vida, a arrojar los restos de ese mal rollo que me tenían atenazado. Uno a uno fui quemando días, etapas recuerdos y lastre, todo el peso que no me dejaba despegar. Lo mejor es que fue compartido, exhibiendo mis penas, compartiendo mi pesar, disfrutando de su interés y Después… relajación, tranquilidad, paz y sensación de libertad.

Quiero publicar esta entrada cuanto antes, no quiero que pase un minuto más.

Escribo este final en la playa, desde mi silla, escuchando a mis hijos jugar, viendo a la gente pasear y tomando el sol.

Un hombre con un solo brazo pasea sin pudor, sin ocultar la terrible huella de una enfermedad que seguro le amputó el brazo. Pero no la oculta, no la enseña, ha aprendido a vivir con ella.

Yo aún estoy aprendiendo, pero desde la Noche de San Juan se más y mejor.

Anuncios
4 comentarios
  1. JUANMA dijo:

    animo, los recuerdos son eso , recuerdos , si logras mantenerte a distancia veras como solo te enseñan a disfrutar el dia a dia .
    Me gusta lo que has comentado del señor paseando eso te hace ver siempre la vida con otros ojos

    Me gusta

  2. nieves dijo:

    Bonito, bonito y poético. La vida tiene muchas cosas bonitas y la esperanza no debe perderse nunca. Dios cierra una puerta pero abre una ventana. Hay que mirar con otros ojos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: