Anuncios

Adiós

Hoy Carlos ha intentado suicidarse.

Hablé de él en una entrada anterior, ese papá triste y desorientado. Ese papá que dormitaba seis lexatines mientras su hijo pequeño tiritaba de frío. Ese papá que sabía todas las canciones de Cantajuegos, pero que había olvidado meter calcetines en la maleta, que aunque las vacaciones fueran en la playa, en agosto, por la noche, refresca. Ese papá que echa de menos a su jovencísima mujer, ese papá que no puede recomponer su vida porque cree, que a su puzzle, le faltan algunas piezas.

Alguna pieza le faltará a Carlos, porque alguna ha de faltarle para actuar así. No es un tonto, ni un pusilánime, o si. No es un cobarde, o si. No se qué pasa por la cabeza de alguien que se decide a suicidarse. No se qué piensa alguien que ingiere una tonelada de pastillas para quitarse del medio. Lo que se seguro es que no ha valorado lo que se pierde. Si te vas porque te tocaba, te fuiste. Si te vas antes de tiempo sin querer, te echaremos de menos. Si cortas de manera intencionada tus lazos con la vida, seguro que te pierdes algo.

Me alegro de que haya quedado en un susto. Un susto raro, pero un susto. No se si lo ha hecho por llamar la atención, o por crearle a su ex un cargo de conciencia que no se si tiene. Lo que se seguro es que no ha valorado lo que se pierde, frase repetida o recurso, se lo pierde todo.

Se pierde oír papi, se pierde ver la sonrisa de sus hijos, se pierde verles jugar, llorar, aprender, equivocarse… Todas esas cosas que hacen que la vida merezca la pena. Un gin tonic, mis arroces, el ragout meloso de mi suegra, el olor de una hembra antes, durante y después.

No se si hay que tener muchos huevos para quitarse la vida, no se si hay que ser muy cobarde o un idiota, lo que se seguro es que no ha valorado lo que se pierde.

Anuncios
3 comentarios
  1. santi dijo:

    La vida está llena de sorpresas, unas agradables y otras desagradables. A veces pensamos que podemos nosotros solos con todo, pero necesitamos de los demás, sentirnos arropados por alguien, aunque sea para ver que los demás tienen problemas muy parecidos a los nuestros, y de repente lo que era un mundo, pasa a ser un problemilla mas o hasta un reto, y la vida vuelve a tener sentido. Y nos damos cuenta de que no estamos aquí por casualidad, que tenemos una misión que cumplir y de que, sobre todo tenemos derecho a ser felices.

    Un abrazo. Santi.

    Me gusta

  2. Tito dijo:

    y la Novena, y la Séptima, y Caballería Rusticana, y Velázquez y Magritte, y las lentejas y el chuletón, y la Shyraz y la Tinta del país, y el dormir del pequeño Nicolás, y los hermanos y los padres, grandes, y el aire frío y seco de nuestra tierra pedregosa, y la luz de nuestra tierra de adopción, y la Regalina y el pixín, y la sonrisa de nuestros 7 herederos, y las hojas plateadas de los álamos, y el verde fuerte del pinar, y las hojas de los almendros a finales de febrero, y la luz amarilla de la tarde del invierno, y los pardos y rojizos del otoño, y el azul cobalto, cielo, turquesa y verdoso del horizonte levantino, y Sancho, y Cabra, y Machado, y Soria, y la Mezquita, y los Palacios Nazaríes, y la serranía de Ronda, y lo mejor de todo; LO QUE ESTÁ POR VENIR

    Me gusta

    • Qué capacidad y qué habilidad, qué buena sintonía y qué buen paladar, qué maestría y qué elasticidad, siempre agradecida, la humanidad.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: