Anuncios

20 años no es nada

    Sentir… Que es un soplo la vida, 20 años no es nada…

    Pues un tango de Gardel hecho carne anoche en el centro de Madrid.

    Después de 22 años sin vernos, y con la duda y la expectativa luchando a 50% me afeitaba para el evento. De repente me acordé de aquel álbum de fotografías que reposaba en la estantería del sótano. Bajé a buscarlo y con interés y prisa lo ojeaba con media sonrisa. La fotografías de Mérida y Sevilla de 1989, y el viaje a Grecia de 1990. Todas las caras conocidas de mis compañeros de Instituto me miraban desde las fotos pegadas en un álbum de anillas, algo amarillento por el paso del tiempo y con las fotos identificadas con aquella letra espantosa.

    Nacho había quedado en venir a buscarme con Luis. Nervioso como un chaval esperando con el álbum bajo el brazo, como cuando hace 25 años me recogía Nacho con su padre para llevarnos en coche. La primera impresión muy buena, estos dos están igual, bien.

    Al llegar al restaurante, sensaciones encontradas, ilusión y un poco de respeto.

    Como una película pasan por mi cabeza, cientos de imágenes y recuerdos. Nunca fui de los más populares, si de los más conocidos. Nunca premio extraordinario, pero siempre por allí. Una cosa son tus recuerdos, tus percepciones, la idea que tenías de la idea que tendrán. Y otra muy diferente la realidad, la ilusión, las sonrisas y la alegría por el reencuentro.

    Como en una borrachera, las primeras horas, vas a tope, a probarlo todo, a picotear. ¿Como estás?¿Cuantos hijos tienes? ¿A qué te dedicas? Haciendo algunas fotografías, enseñando las fotos de los hijos, que están para presumir, y haciendo más fotos me quedo sin batería antes de la una, odio la BlackBerry.

    Las impresiones después de saludar a los 26, las mejores. La gran mayoría están mejor que entonces, las chicas (anoche se lo dije a ellas) han aprovechado estos años para consolidarse, están mucho mejor que nosotros. Siempre ha sido así, las chicas me gustan más, qué le voy a hacer… Pero no es sólo eso, mis compañeros están increíbles, por dentro y por fuera. Todos han llegado, a la cita y en la vida. Hay de todo un poco, ingenieros e ingenieras, abogados, médicos, directivos, diseñadores gráficos, algún informático tekkie, consultores, buena gente y profesionales de primera.

    Durante la cena las conversaciones se van estabilizando, van surgiendo algunos grupos, naturales, como si nada, como ayer, como en 1990. Al principio las excursiones al álbum eran tímidas, sobre todo las chicas querían ver si estaban mejor o peor. Al comenzar la madrugada, un grupo nutrido se arremolina frente a aquellas fotos amarillentas. Entre todos buscamos otras caras, las que no están allí. ¡Ay!, ¿Cómo se llamaba esta? O fulanito no está en las fotos de Propileos, es porque ya se había ido del instituto. O yo llegué en primero de BUP, por eso me perdí el viaje a Italia.

    Ayudados de los vapores de la ginebra, el whisky, el vino o el ron, comenzamos a recordar las batallitas de los rollos de juventud, las correrías en clase haciendo sufrir al “currus”, la “chefa” o la “bruguera”. Recordando anécdotas, más o menos graves, correrías y gamberradas, borracheras y amoríos. En una esquina, dos que fueron pareja, charlan animadamente y otros cotillean “es que estuvieron saliendo”. Varios divorciados, otros recién casados, una embarazada radiante saca brillo a su barriga sin cesar desde que ha llegado. Uno de los organizadores, un negociante nato, apura la copa. Son más de las tres y el restaurante cierra, buscamos otro local donde tomar la penúltima.

    Paseando por una de las calles aledañas, de un tugurio sale un tipo pequeñito, sucio y desaliñado que nos ofrece un reservado en su local, con música en vivo y precios especiales. Especiales si que eran porque cobraba 7€ por una Sin, en un local cochambroso, con un matao que tocaba una guitarra eléctrica mientras que hacía que cantaba, y el otro grupo que había en el local eran cinco tunos con beca amarilla y afición desmedida por el Barceló Cola. Desde luego no era el local perfecto, pero aportaba ese puntillo especial a los momentos únicos.

    Hemos quedado en volver a vernos, en breve. Hay buen rollito, y eso siempre aporta. Como conclusión más importante, aparte de que ellas están mejor, la perspectiva de los años vividos y los madurados, devuelve una imagen que me gusta mucho. Las tonterías han desaparecido, los piques y las diferencias se han disuelto, y ha quedado sólo una gente estupenda, un grupo fabuloso al que estoy orgulloso de pertenecer.

    Por cierto, sólo con tilde equivale a Solamente.

Anuncios
4 comentarios
  1. nieves dijo:

    Me alegra muchísimo que te hayas divertido y que hayas encontrado unos compañeros mejor de lo que esperabas. A mi me da mucha pena ver que nadie se acordó de que al año pasado habíamos hecho 50 años de nuestra salida del cole, pero comprendo que mis compañeras, ya vejetas, no manejen internet, no son todas como mi tío Quino.
    Si habéis quedado en volver a veros, hacedlo, esta vez puede ser acompañados de mujer e hijos, tu puedes presumir.
    Felicidades y adelante.

    Me gusta

  2. Uno de los organizadores, ese negociante nato que apuraba la última copa en el Korgui. dijo:

    Ha sido un placer que la reunión que con tanto cariño y buenas intenciones organizamos, te haya servido de inspiración para un relato tan profundo, cercano y humano. Las personas cambian con el tiempo aunque algunas conservan más o menos visibles ese poso de juventud que evita que se torturen con la caída de los años sobre nuestras costas. Despues de 20 años sin vernos, me ha sorprendido gratamente esta nueva faceta de tu vida que jamás hubiera imaginado cuando nos dedicábamos a perder el tiempo por el instituto en vez de a sembrar para nuestro futuro.
    Enhorabuena. De corazón.

    Me gusta

    • Vix

      La clave además es el equilibrio, ese en el que todos nos hemos mantenido ya acoplado a esta vida que nos ha tocado vivir.

      Pues si esto que lees te gusta, no te quiero imaginar cuando pruebes mi cocina, creo que me sale mejor el arroz con verduras Solamente.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: