Anuncios

Aquellos filetes rusos

Los recuerdos más intensos son los que tienen más arraigo, o los hechos que nos marcaron o las heridas que más dolieron… En la cocina hay recuerdos marcados a fuego, a fuego lento como las fabes.

De mi infancia, de antes de ayer, recuerdo muchos sabores y olores. Recuerdo cómo olía la leche con pan que le dábamos a Billy1, el olor de la mimosa de Villalba, el de la “Cantera” una disco de Alpedrete o de la mezcla de la gasolina del vespino.

Olores inolvidables asociados todos a momentos intensos, aquella colonia Vorago (tsss sin comentarios), el primer pitillo de la mañana a escondidas con Sánchez, Sanz, Pastor y Quero y la cebolla que desayunaba éste y que nos hacía llorar pese a que hiciera una hora que la había comido.Todos estaréis pensando: “ya verás qué poco tarda este en empezar a pasear antepasados”. Oye, que no os falte de nada, allá vá.

Con los sabores de la cocina, idem de lienzo. Recuerdo las patatas fritas de Agapito, que sólo tienen un par de imitadores con nivel, las patatas de la Azucena y las de La Maja, una churrería de la calle Luisa Fernanda. El frío del porrón de cerveza con casera, la paella de Tío Antonio de quien aprendí la base de mis arroces y a farolear en el póker.

Mi abuela Carmen rebozaba aquellos filetes de añojo que eran una cosa deliciosa. El bizcocho de natas de la Tía Danie, con aquellas natas de verdad y un yogur de limón, tan esponjoso como denso, tan graso como agradable, irrepetible.

La abuela Nieves tenía más mano, no se si es mito, pero yo lo recuerdo así. Hay un montón de sabores y olores asociados a aquella cocina: los macarrones con chorizo, las patatas en montón, el gazpacho, la ensaladilla, el pisto de calabacín y cebolla Solamente (que sólo llevaba eso), los canelones blancos que devoraba de diez en diez y los filetes rusos. Aquellos filetes rusos.

Como no tenía ni idea de cocina, como ahora pero sin canas (putas canas), no aprendía, observaba y engullía. Pero recuerdo alguno de sus trucos de cocina. El primero es uno que intriga sobre manera a mi hermano pequeño: “Algo tenía aquel p. aceite, el UCA ese, era la clave”. Este fin de año intenté hacer unas patatas en montón para acompañar un corderito con muy buen resultado, pero no eran perfectas, “el UCA ese”. El truco de las patatas era dejarlas en la sartén aplastadas con una tapa escurriendo, inclinando la sartén con un plato boca abajo. Otro era el de los canelones, ella ponía en la mezcla de la carne un poco de foie gras de La Piara siempre, la bechamel con una pizca de nuez moscada y en blanco, sin tomate. El pisto de cebolla y calabacín, no tenía truco a parte del “UCA ese” pero jamás he vuelto a comerlo igual.

Y aquellos filetes rusos. En mi casa siempre se han llamado así, lo de las hamburguesas es un invento de ahora. Yo las he hecho hace poco y presumo de que se parecen mucho a aquellas. No tengo claro si dar la receta o contarlo Solamente…

Con carne picada, buena, picada dos veces, que no cuesta nada decirle al carnicero: “¿me la pasa dos veces? por favor”, “lo que quieras Rey”. Ponemos la carne en un cuenco grande, a ver por qué tiene que llamarse bol si es un cuenco, ponemos sal y un huevo por cada medio kilo de carne, una cucharada de mostaza de Dijón y removemos. Cogemos una cebolla y la picamos mucho, si hay niños la pasas por la batidora y la añadimos, y re-movemos lo removido que se me había olvidado la cebolla. Manda narices, que es la clave de sus filetes y se me olvidaba, en fin. Hacemos bolas o pelotas de lo que cabe en una cucharada sopera bien llena, la aplastamos y se pasa por harina, se fríen en aceite de oliva, no busques el “p. UCA ese” creo que no existe, que se queden por dentro jugositas y a comer con patatas en montón de guarnición.

Esta es la entrada número cincuenta, 50 Solamente.

20120127-212300.jpg

Anuncios
5 comentarios
  1. juanma dijo:

    50 ya !!! Enhorabuena
    Los míos van sin mostaza, pero añado ajo picadito, picadito

    Me gusta

  2. nieves dijo:

    Se me ha hecho la boca agua y ratifico lo que siempre he dicho, no hace falta grandes inventos para hacer una comida sabrosa y apetecible. ¡Esos filetes rusos! no me salen ni parecidos. Ella ponía también un poco de……, no lo voy a decir, guardaré el secretillo. Algo estupendo que hacia era las patatas con arroz. Marinita nos las hizo cuando estuvimos en diciembre.

    Me gusta

  3. Maria dijo:

    Mas matao, y la foto????? ainsss que me has dejado a medio babear, sonar suena de muerte, mostaza, tomo nota

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: