Anuncios

La camisa de cuadros

Me llena de orgullo y satisfacción, eeeeh no. La Reina y yo, eeeeeh no. Nunca un año fue tan corto, tampoco. De las frases manidas no encuentro ninguna que me apetezca para empezar esta entrada, sobe todo en la que voy a hacer un resumen del primer año de mi blog.

La camisa de cuadros nació con la idea de compartir mis sensaciones, ideas y sentimientos. Nació con la necesidad de soltar tanto, y de compartir más. Con la intención de ser una ventana a mi, a mí solamente. En la primera entrada me quedé nuevo, y solté artillería contra la primera que se me cruzó, y me convertí en el azote de los malvados. Aunque era 10 de agosto de 2011 tuve mi propia noche de San Juan, aquella noche fue la primera de una serie, un punto de inflexión, el comienzo del cambio. Es cierto que el fuego purifica, en toda su extensión. Como si de este verano se tratase, el pasado fue muy convulso, y estábamos en plena pelea, con un gobierno en declive, y tratando de separar recordando las dos Españas, e incitando a la sociedad contra la visita del Papa. También es cierto que mi beligerancia era máxima, porque aún pensaba que había formas y formas de hacer las cosas, que había política con Mayúsculas y minúsculas. Mi sensación de ser un juguete roto me tenía muy abrumado, y a mí alrededor veía otros tantos.

Me fui involucrando en el crecimiento de mi blog, compartiendo mis sensaciones y las cosas del día a día que me resultaban agradables como las visitas al mercadillo, o un recuerdo cariñoso a Nino Bravo. Los cruces con aquellas mujeres en bicicleta todos los días inspiró el relato de las Gemelitas, con una segunda parte igual de floja y estrafalaria que la primera. A finales de mes estaba ya muy animado, había escrito 9 entradas y me decidí a dar Gracias, con el libro del agradecimiento muy reciente, ese libro que está en blanco y que “escribió” la autora de “El Secreto”. También me tocó pedir perdón, no podía hacerlo de uno en uno con todos los que pude haber perjudicado, y decidí simbolizarlo en alguien especial.

Por mi condición de abogado de causas pobres, e imbuido de la audacia del capitán araña, reclamé el derecho al honor y a la intimidad de las personas de toda condición, y protesté contra la presunción de indecencia que lejos de la de inocencia, castiga al presunto antes de que pueda pasar a chorizo, si se diese el caso. O una reclamación de la responsabilidad de los programas de televisión, en aquellos primeros momentos de la lucha de la red contra “La Noria”, y cómo aportando un poquito, entre muchos conseguimos que aquella bazofia acabase. Pero reconozco que disfruté al escribir Prevaricación, en aquel momento fue la culminación de un proceso de esclarecimiento, y un atisbo mínimo de la real existencia de la justicia, en la que salvo en este caso, desgraciadamente me cuesta muchísimo creer.

La camisa de cuados ha formado parte de mi nuevo yo, y se ha convertido en mi punto de referencia y termómetro de mi estado de ánimo, un fiel reflejo de la actualidad, no de la que viene en los diarios, sino de la mía, del día a día. En septiembre creé “El mantel de cuadros”, una categoría donde compartir mis recetas de cocina (Pollo Solamente, fideuá, la fiesta de la pasta, arroz con leche, Conchiglie con melanzane e ricotta, la carrillera ibérica, la tarta de zanahoria, comer a diario, aquellos filetes rusos, papillote solamente, mis gustos culinarios y el embrión de la penúltima de mis locuras http://www.condosjotas.com.

Mi primer artículo crítico con la política y los políticos brotó con la rabia del despechado, hoy un año después creo que me quedé corto. Hice una dura crítica de las últimas actuaciones del gobierno desde mi pueblo, porque no es que lo estén haciendo muy mal, sino que además tienen un problema de mala comunicación, muy mala.

Con la colaboración de mi paciente, que no es que yo sea médico, me refiero a mi media naranja, elaboré mi primera teoría económica que llamé economía del bote de gel, que desarrollé en dos entradas. Y culminé en recogido, el final de la economía de guerra hecho realidad en la mudanza y cambio de casa de principios de verano. Mujeres, siempre mujeres, Mujeres Solamente, en aquella entrada me quedé corto, con algún olvido imperdonable, que remedié como pude y que desde aquí reivindico a mi alter ego, mi hermana, mi abogada, mi amiga, escritora infatigable, siempre mordaz, dispuesta y disponible, Mónica Solamente.

Capítulo especial mereció y merecen mis amigos, los que me animaron con el noble deporte de la bicicleta colaborando a reducirme, a hacerme más pequeño a conseguir tallas humanas. O aquel día que me decidí por saltar en tándem, una maravillosa experiencia que pienso repetir en cuanto pueda.

He aprendido a valorar las pequeñas cosas, cosas de casa, los detalles, el amanecer y el atardecer, el blanco de una cala, la sonrisa de cualquiera de mis niños o el sonido de la paz que descubrí al escuchar la respiración de Carmen al dormir, seguridad, confianza, tranquilidad y felicidad. Recuerdo cómo me impactó la noticia de aquel padre, que con el calor de un abrazo, había salvado la vida de su hijo, calor de padre. Reivindico la figura paterna, como padre y como hijo, y dejo escrito lo importante que es, lo que tenemos que luchar para sacar a los nuestros adelante, y lo que lucharían los míos con uno más. Los regalos del día del padre, una de las entradas más visitadas, sobre todo desde Latinoamérica. La pelea con el entorno, con lo que parece fuego amigo y con los que se declaran abiertamente enemigos.

Me encantó el reencuentro con mis compañeros del San Isidoro de Sevilla, repito que ellas están mejor que nosotros, y que recuperar el contacto ha sido de las mejores cosas de 2011. O cómo aquel que después de una llorada magnífica, conseguí despedirme de Billy, que aunque hacía casi tres años que había muerto, venía a mí a diario. También he utilizado el blog para compartir historias basadas en hechos reales, de vidas aparentemente normales, ejemplos de superación, generosidad, amistad, o de lucha por la vida. El que ama, un corazoncito enorme, la historia del basurero anónimo que dejó de serlo, por cantar “quién vive en la piña debajo del mar” en la valla de un colegio de Madrid. O para hablar compartir mis experiencias en mis recientes viajes, sobre todo la visita a San Petersburgo en dos partes.

Disfruté compartiendo mitos, como que en todas las casas hay un monstruo que se come los calcetines, o que en todas las neveras hay medio limón pocho. Me hubiera encantado desvelar secretos magníficos, contarlo todo, descubrir misterios comunes, desvelar el truco. Me gustó escribir el relato de la boda de Óscar en Soria, una celebración como nunca que recordaremos siempre. Quedan muchos personajes en mi órbita cercana, actores que influyen en la película de mi vida y de los que aún no he hablado, aunque estoy a tiempo.

Para los que habéis llegado hasta aquí, creo que es justo premiaros con algo. Para los que habéis completado las 7.000 visitas desde 15 países, de las más de 70 entradas de mi blog, para los que habéis hecho los 376 comentarios, o los que me habéis soportado (de support), y aguantado de aguantar. Para todos vosotros me voy a confesar, os voy a contar algo, un secreto.

Si recordáis “el truco”, cuando se cierran las cortinas y el público está entregado, convencido de las habilidades del mago… Entonces se abre una cortina detrás y un chico con camiseta negra y micrófono de diadema con auriculares, nos llama: “corred, por aquí”, mientras la música a todo volumen y los juegos de luces ocultan el bluff. Bajamos corriendo hasta los vestuarios donde nos tienen “secuestrados” esperando al artista. Cuando llega, una velada amenaza se cierne sobre nosotros, el que hable se va a cagar. Más por mantener la magia que por miedo, decidí callarme, pero menuda tontería.

Feliz cumpleaños Solamente.

Anuncios
8 comentarios
  1. La siguiente la pago yo dijo:

    Pues, querido amigo:
    Punto uno (que diría Jesús Gil): feliz cumpleaños.
    Punto dos: enhorabuena por el trabajo que supone mantenerse escribiendo, inasequible al desaliento.
    Punto tres: más enhorabuena por la calidad, que como todo el mundo sabe es más importante (o como mínimo igual) que la cantidad del material.
    Y punto cuatro: sigue así, que probablemente te dará satisfacción, pero que además será bueno para todos los que te seguimos.
    Gracias y un abrazo.

    Me gusta

  2. Jade dijo:

    Ja,ja…gracias por el regalo que has hecho a los lectores en el aniversario del blog , gracias por el regalo, “mi regalo” y por seguir escribiendo este blog!.me encanta!.
    Muchas felicidades

    Un besazo!

    Jade

    Me gusta

  3. nieves dijo:

    Gracias por lo que escribes y por cómo lo haces. Yo siempre seré fan tuya, gran seguidora y no pelota. Siempre hay un atisbo de tu estado de ánimo que yo quiero que siempre sea inmejorable. Felicidades por haber conseguido algo que, a lo mejor, al principio, creías que no iba a dar para tanto. Sigue adelante deleitándonos.

    Me gusta

  4. Alfredo dijo:

    Feliz cumpleaños, y enhorabuena por compartir y distraernos de tanta majadería que nos rodea.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: