Anuncios

archivo

Uncategorized

Han pasado más de cuatro meses después de mi última entrada. Es muy difícil mantener el ritmo de publicaciones sin que afecte al nivel, a la calidad de las mismas.

Tengo empezados varios temas, y los he ido abandonando, porque unos eran sólo importantes para mi y otros no importaban a nadie. Al principio, cuando empecé el blog fue una excelente terapia, vomitar sin salpicar, un símil asqueroso pero gráfico. Hoy volveré a escribir, porque hay cosas que tenemos que compartir.

Esperad un poco solamente.

Anuncios

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2012 de este blog.

Aquí hay un extracto:

600 personas llegaron a la cima del monte Everest in 2012. Este blog tiene 5.500 visitas en 2012. Si cada persona que ha llegado a la cima del monte Everest visitara este blog, se habría tardado 9 años en obtener esas visitas.

Haz click para ver el reporte completo.

Me llena de orgullo y satisfacción, eeeeh no. La Reina y yo, eeeeeh no. Nunca un año fue tan corto, tampoco. De las frases manidas no encuentro ninguna que me apetezca para empezar esta entrada, sobe todo en la que voy a hacer un resumen del primer año de mi blog.

La camisa de cuadros nació con la idea de compartir mis sensaciones, ideas y sentimientos. Nació con la necesidad de soltar tanto, y de compartir más. Con la intención de ser una ventana a mi, a mí solamente. En la primera entrada me quedé nuevo, y solté artillería contra la primera que se me cruzó, y me convertí en el azote de los malvados. Aunque era 10 de agosto de 2011 tuve mi propia noche de San Juan, aquella noche fue la primera de una serie, un punto de inflexión, el comienzo del cambio. Es cierto que el fuego purifica, en toda su extensión. Como si de este verano se tratase, el pasado fue muy convulso, y estábamos en plena pelea, con un gobierno en declive, y tratando de separar recordando las dos Españas, e incitando a la sociedad contra la visita del Papa. También es cierto que mi beligerancia era máxima, porque aún pensaba que había formas y formas de hacer las cosas, que había política con Mayúsculas y minúsculas. Mi sensación de ser un juguete roto me tenía muy abrumado, y a mí alrededor veía otros tantos.

Read More

No vale todo, ni en tiempos de crisis, ni en esta crisis de valores.

En el Quijote Miguel de Cervantes atribuye al hidalgo una frase dirigida a su fiel escudero: “amigo Sancho, la pestilencia de tu aliento denota la bajeza de tu condición”. No sólo es que haya comido ajo o chorizo, que también, sino que lo que sale se de su boca deja patentes sus carencias.

Reconozco que es un tema que me tiene caliente como el palo de un churrero, porque cada día es más frecuente encontrar porteros prevaricadores que por llevar gorra de plato se creen generales, y taxistas que se creen pilotos de rally porque su coche es TDI, o directivos que se creen dirigentes porque tienen cara de no saber digerir, y no es un problema de estreñimiento sino de entendimiento.

La perorata, razonamiento molesto o inoportuno, viene porque he conocido al nieto de aquel insigne escudero. La diferencia es que aquel es buena gente con 500 años de buenismo a sus espaldas, y éste sólo ha heredado el pestuzo a ajo. Hacía tiempo que esperaba una oportunidad para conocerle, y todo hay que decirlo jamás me habían tratado peor y con menos clase, estilo y educación.

Es impresionante la cantidad de mindundis que hay en el mundo, en las empresas y en los puestos directivos. De los políticos, no hablo porque mi criterio es tóxico, no por intoxicado sino porque podría intoxicar. Y en cada recoveco aparece el mindundi, el poca cosa, el pan sin sal, el enchufado, el pagafantas, el trepa, el chupón, el copión, el vago, el escaqueado, el sinvergüenza, el golfo, el impresentable, la indiscreta, el cobarde, la aprovechada, el campeón de solitario, el borrachín, “yo hago lo justo”… Una fauna laboral increíble, pero es muy difícil dar con el profesional, el buen profesional.

Que nadie se enfade ni se de por aludido, es terapia Solamente.

En la vida todo tiene un límite, todo. Hasta la televisión y la basura, la tele basura también.

Creo que una cosa es provocar, que puede tener su gracia, y otra herir de manera gratuita. Una cosa es tener a la señora esa, que prefiero no definir, porque es mordiente, ofensiva y da audiencia su vehemencia y otra es consentirle que humille al padre de Mari Luz, y que justifique ala entrevista a la madre del Cuco.

La Noria es un formato de programa que gusta en la cadena de Fuencarral, que tiene su público, un perfil bajo, el mismo perfil que babea frente al televisor todas las tardes engullendo las miserias del cutre famoseo. Tienen tal empanada en la cadena 5 que utilizaron como imagen a Belén Esteban y Paz Padilla para comunicar al país el anuncio de ETA del cese de la lucha armada. ¿o fueron ellos los únicos que encontraron dos “presentadores” a la altura de la noticia?

Todo tiene un límite, pero permitir esa entrevista repugnante y carroñera, con la madre de uno de los implicados en el asesinato y desaparición de Marta del Castillo, pagar 9.000 € por ello… Todo es un enorme despropósito. Con razón, la fiscalía ha pedido el dinero, para poder sufragar una mínima parte de los gastos que ocasionaron los implicados con aquel mareo sobre el paradero del cadáver de Marta.

A la postre, las marcas pagan los programas con sus anuncios, y cuanto más interés más pagan. Hoy hemos sabido que varias de las grandes, Campofrio, Puleva, Bayer y President han retirado de manera indefinida sus anuncios del programa. Además de hacernos partícipes de su decisión, y su “repugnancia” según han dicho en Twitter, además de ello, envían un claro mensaje: cuidado, no estamos dispuestos a subvencionar cualquier programa, no vamos a ayudar a reducir la deuda del Cuco ni de nadie con la justicia. Cuidado.

Jordi González, que no es santo de mi devoción y cada vez de menos gente, se ha despachado diciendo que esos fabricantes de embutidos son unos aprovechados que están haciendo una campaña de imagen.

Por eso está ligada la publicidad con la responsabilidad, y algunos anunciantes lo han visto claro.

Pensadlo un momento, Solamente.

A %d blogueros les gusta esto: