Anuncios

archivo

Varietes

Más vale tarde que nunca, y yo cuando adquiero un compromiso intento cumplirlo. Necesitaba encontrar un tema suficientemente simpático, o sacar la mano a pasear, que tampoco estaría mal.

Porque desde luego, como están las cosas últimamente, es para sacar la mano a pasear. Entre la vuelta de tuerca a la ley del aborto, con la que no estoy de acuerdo, la indefinición del gobierno y la absoluta lentitud de la justicia, estamos como queremos.

Pero esta entrada no va eso, va de cosas simpáticas y no de miserias.

Read More

Anuncios

Me apetecía me apetecía hablar de algo especial como la corrupción, los sobres de Bárcenas, los despropósitos que vivimos cada día, todos esos momentos en los que dan ganas de salir corriendo.

Mi amigo Juan dice que se me dan mucho mejor los relatos costumbristas, esos en los que hablo de cosas normales, cosas que nos pasan a todos. Por una vez y sin que sirva de precedente, le voy a hacer caso y hablaros de esas cosas que pasan en nuestra vida, esas que pasan desapercibidas hasta que surge una noticia en prensa como la de la tarta de IKEA. Esa famosa tarta que parece de chocolate pero realmente, según dicen los periódicos, está hecha con mierda. Somos muchos los que hemos pensado que algunos muebles IKEA son una mierda, lo que no podíamos imaginar es que las tartas también la llevaban. Seguramente la culpa la tenemos nosotros, porque cuando montamos algún mueble de IKEA, nos pasamos el tiempo diciendo: “mierda me sobra una pieza”, “mierda esta llave no es”, “mierda ¿porque dirán que no hacen falta más herramientas si ya necesito cola, un martillo o un taladro?”, o eso que dicen: “si es muy fácil de montar”, ¡Y una mierda!. Posiblemente con tanto improperio, y con tanta mierda que viene y va, las tartas están plagadas de residuos fecales, no sólo las de chocolate, también las de caramelo…, claro son diferentes texturas.

Que las albóndigas llevasen carne de caballo, les podía dar hasta un puntito exótico. También las salchichas de IKEA llevan carne de caballo parece ser, al menos es lo que dice la prensa, y como los periodistas son taaan de fiar, me ha hecho elaborar una teoría.

Teoría de Mierda: “En la fábrica de las tartas del gigante sueco entraron gran cantidad de caballos desbocados. Los empleados cabreados de que lo estuviesen llenando todo de mierda, metieron a los caballos en la máquina de picar la carne. Llegados a este punto y la masacre equina consumada, pensaron hacer desaparecer los cuerpos del delito en hamburguesas y salchichas. Las tartas habían quedado llenas de mierda, pero no pudieron distinguir las heces del chocolate y el caramelo, ni encontraron a ningún empleado dispuesto a hacer la cata. Siguiendo las políticas de la compañía decidieron hacer de necesidad virtud y sacar las tartas a la venta y coincidiendo con el estreno de la película Criadas y señoras, pensaron que si la “pija” se comía la tarta de “chocolate”, los clientes bricomaníacos se quedarían encantados con el toque equino.” Abajo os dejo el video del momentazo de la película mencionada. ¡Cómo está el servicio señorito!

Aunque este relato evidentemente es una coña escatológica “Marinera”, véase no obstante el efecto de mierda producido sobre la marca vikinga. Ahora, a ver cómo salen de ésta, porque están de mierda hasta el cuello. Lo de la carne de caballo podría ser lo de menos si fuesen todos los caballos aptos para el consumo, “caballos de granja”, pero la historia es que presuntamente deben haber pasado por la picadora hasta alguno del Grand National que iba hasta las “patas”.

McDonald’s, en un alarde de rapidez, gestión y capacidad de comunicación (igual que el gobierno), ha demostrado ya con un estudio que sus hamburguesas son de vacuno 100%.  Para los clientes es importante saber qué se están comiendo, al menos para mi lo es, por eso siempre tomo la ensalada.

Me ha venido a la mente en este contexto Fernando Fernán Gómez, cuando con vehemencia y la licencia de la edad decía “¡a la mierda!”

¡Mano negra no se rinde!, un aviso Solamente.

No voy a hablar del programa televisivo de máxima audiencia, aunque me encantó la exhibición de ayer con el exoesqueleto y ver andar a una preciosa mejicana que lleva 7 años en silla de ruedas. Tampoco quiero contar ningún truco para la eliminación de hormigas, esos molestos insectillos.

Me ha divertido infinito el sextape de la concejala de Los Yébenes. En veinticuatro horas hemos pasado de los hastags #yotambienmemasturbo, #olvidonodimitas, al culebrón de la vuelta de verano. Yo lo siento por ella, porque está en su derecho, porque se divertía, porque se divirtió, y ahora la han puesto colorada. La han puesto colorada una panda de animales sin sensibilidad, que la chiquilla lo hacía con todo el cariño. Ayer, a la entrada en el pleno la han vilipendiado, vamos que la insultaron diciendo que no era concejala sino que se dedicaba al oficio más antigüo, o que era una raposa. Sospecho que se les ha ido la mano, también a ellos.

Read More

Estoy acostumbrado a aprender los oficios por ensayo, por prueba y error. Acostumbrado a desarrollar oficios que no conozco, desmontar una cosa para montar otra, probar cómo funciona o simplemente ver si puedo repararlo. Esa osadía me lleva a meterme en líos más de lo que me gustaría, y a poder ser en horas intempestivas o en vacaciones. Lo normal es que salga bien, he reparado de todo, bicicletas, persianas, aparatos eléctricos, la vitro del Barraco, las ventanas de Alicante, la puerta de la escalera, muchas cosas. No me puedo considerar un manitas, pero si un tío bastante habilidoso.

Todos los oficios son relativamente sencillos, relativamente, cada uno tiene su dificultad. Hoy me he topado con la máxima de ellas, aunque creo que cuando se me pase, se me olvidará y me parecerá algo más sencillo. La tarea era la reparación de una cisterna de hace 40 años.

Read More

Me llena de orgullo y satisfacción, eeeeh no. La Reina y yo, eeeeeh no. Nunca un año fue tan corto, tampoco. De las frases manidas no encuentro ninguna que me apetezca para empezar esta entrada, sobe todo en la que voy a hacer un resumen del primer año de mi blog.

La camisa de cuadros nació con la idea de compartir mis sensaciones, ideas y sentimientos. Nació con la necesidad de soltar tanto, y de compartir más. Con la intención de ser una ventana a mi, a mí solamente. En la primera entrada me quedé nuevo, y solté artillería contra la primera que se me cruzó, y me convertí en el azote de los malvados. Aunque era 10 de agosto de 2011 tuve mi propia noche de San Juan, aquella noche fue la primera de una serie, un punto de inflexión, el comienzo del cambio. Es cierto que el fuego purifica, en toda su extensión. Como si de este verano se tratase, el pasado fue muy convulso, y estábamos en plena pelea, con un gobierno en declive, y tratando de separar recordando las dos Españas, e incitando a la sociedad contra la visita del Papa. También es cierto que mi beligerancia era máxima, porque aún pensaba que había formas y formas de hacer las cosas, que había política con Mayúsculas y minúsculas. Mi sensación de ser un juguete roto me tenía muy abrumado, y a mí alrededor veía otros tantos.

Read More

A %d blogueros les gusta esto: